SNTE Y Gobierno Federal pactan precario aumento salarial magisterial en 2020

Jul 22, 2020 | Opinión

A pesar de las promesas de campaña del actual presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, sobre la revalorización del magisterio y en el tema económico particular sobre el aumento del 20% al sueldo a los trabajadores de la educación, la realidad es que en los últimos 5 años se ha mantenido un incremento de entre el 5 y el 6 por ciento.

AMLO PRIVILEGIA A LAS FUERZAS ARMADAS POR ENCIMA DEL MAGISTERIO

En primer lugar, el incremento salarial de 2019 para los maestros de educación básica ha sido de apenas el 4.45% al sueldo tabular y 1.80% en prestaciones.  En lugar de aumentar el salario en 2020, ha disminuido en comparación con el año previo: 3.4% directo al salario y 2.59% en prestaciones para docentes, personal de apoyo y asistencia a la educación básica. Los números actuales representan  un incremento de aproximadamente 220 pesos quincenales por plaza inicial.

A primera vista se podría entender que la situación de pandemia por covid-19 ha canalizado los efectos negativos de la economía a nivel mundial y afectado a los salarios en general. Sin embargo, somos testigos de que a los miembros del ejército, la fuerza aérea y la Armada de México se les incremento en febrero del presente un 10% sobre su sueldo base. El argumento: emparejarlo en percepciones con el resto de los empleados de la administración pública.

Puede concluirse que el Gobierno de AMLO privilegia y apapacha a tales sectores con vistas a los resultados que se espera de éstos frente a posibles rebeliones o descontentos sociales.

EL SNTE AL SERVICIO DEL GOBIERNO FEDERAL

En este asunto es evidente la complicidad del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). Y ello a través de  su conformidad y falta de posicionamiento en contra de este raquítico aumento salarial. Resulta claro que su actuación en el tema coincide con el carácter charro del Sindicato, al servicio del gobierno actual y, como de costumbre, contraria a los trabajadores de la educación y agremiados de base.

Es de subrayar que incluso los sectores disidentes del magisterio, como la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), tampoco han mostrado una postura contundente en contra de este aumento salarial. Tal y como históricamente lo hacían frente a las pasadas administraciones federales (PRI, PAN). Con esta conducta lamentablemente dan muestra de conformidad y desactivación política a partir de la gestión gubernamental de la auto-denominada Cuarta Transformación.

Share This