A dos años de la Reforma Laboral ¿qué ha pasado con la libertad sindical?

May 24, 2021 | Política

La Reforma Laboral de 2019 prometió poner fin al corporativismo sindical y dar libertad a los sindicatos independientes, hoy, a poco más de dos años de su entrada en vigor esto no se ha cumplido.

“En nuestro país hay más de 50 organismos sindicales registrados ante el nuevo centro de conciliación y de registro. Entre todas esas organizaciones no hacemos un solo sindicato que pueda libremente porque el Estado se lo garantice hacer valer los derechos de la clase trabajadora del país en cuanto a la libertad y democratización sindical”, comentó Susana Prieto Terrazas, abogada y defensora de los trabajadores.  

A pesar de que esta reforma estuvo motivada por los acuerdos y peticiones de Estados Unidos pactados en el T-MEC, el tema se ha puesto sobre la mesa, pues bajo este mismo acuerdo han surgido las primeras quejas en materia laboral.

“Tener más leyes que son letra muerta en el país es todavía más ofensivo para la clase trabajadora que no tenerlas, la libertad y democratización sindical no podía darse porque se da la reforma laboral y dice que al norte del país llega por el 2022 y como no vamos a tener presupuesto a la mejor en el 2024 y como va a salir el presidente a la mejor en el 2026, eso no lo sabemos, todavía”, indicó.  

Cabe señalar que la Reforma Laboral consta de una implementación paulatina, pues si bien es cierto que entró en vigor el 1 de mayo de 2019 su implementación se da por regiones o estados. En algunas entidades ya entró en vigor “por completo”, pero en otros, esto tendría que suceder hasta el 2022.

Bajo este contexto, la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO, por sus siglas en inglés), el Sindicato Internacional de Empleados de Servicios (SEIU), el Sindicato Nacional Independiente de Trabajadores de Industrias y de Servicios Movimiento 20/32 (SNITIS) y Public Citizen informaron sobre la denuncia en contra de la empresa Tridonex, fábrica de autopartes ubicada en Matamoros, Tamaulipas, en donde, además de negar la libertad sindical ha implementado una persecución y represión en contra de trabajadores y de Susana Prieto, representante legal de los mismos.

“La única intención que tenemos es que si le entramos al juego, si dijimos que va haber sindicalismo libre e independiente, que se haga efectivo”, dijo Susana Prieto, sobre la queja interpuesta bajo el acuerdo internacional.

Ésta, que fue la primera queja que se anunció y se suma a la que se hizo oficial el 12 de mayo en contra de General Motors, de  Silao, Guanajuato.

“Tengo mucha esperanza en que las maquilas del norte del país podamos unirnos con la incipiente lucha sindical y por los derechos laborales que tienen los trabajadores de General Motors, ellos también están viendo la forma de deslindarse de su sindicato blanco, igual que muchos trabajadores en todo el país”.

Simulación en legitimación de contratos

La abogada y defensora de los trabajadores comentó que es urgente que la federación se encargue en su totalidad del registro de todos los contratos colectivos del trabajo del país y de la demandas de titularidad de los contratos colectivos y que deje de simular legitimación de los contratos colectivos de trabajo.

“No han dejado fuera ni a la empresa, ni al sindicato que son el amasiato corrupto que tiene jodida a la clase obrera del país, se están legitimando los contratos o en las instalaciones de la empresa o en las instalaciones de los sindicatos blancos o charros”, acusó Prieto Terrazas.

Además, no se puede omitir que en todas las discusiones en materia laboral que se han dado durante esta administración la clase trabajadora ha estado ausente, tal fue el caso de la reforma en materia de outsourcing, en donde sólo participaron autoridades, empresarios y “representantes” sindicales que no representan los intereses de los trabajadores.  

Además de la falta de condiciones para que la clase trabajadora se organice, hoy enfrenta una crisis económica que ha deteriorado, aún más, su precaria situación laboral como resultado de la pérdida de ingresos ante los recortes salariales y despidos.

“La clase trabajadora ya no puede más, están adentro de una olla de presión y en cualquier momento va a botar la tapa, no porque quieran es que ya no pueden seguir resistiendo la precarización de las relaciones obrero patronales”, advirtió Susana Prieto.

Ante este escenario y las difíciles condiciones laborales que enfrentan los trabajadores, de acuerdo con la abogada, la organización sindical es la única alternativa

“Han sido generaciones enteras de saqueos a la clase obrera a través de las cuotas sindicales, de represión, al que se quiere organizar y luchar lo pulverizan, no se puede avanzar, ni puede haber buenos salarios si no hay sindicatos independientes y democráticos que de verdad representen los intereses de la clase trabajadora”, destacó Susana Prieto.

Autor

Share This