La codicia de las empresas a costa de la vida de los trabajadores

May 10, 2020 | Política

Las ganancias de una empresa las generan los trabajadores no las maquinas y mucho menos los patrones. Los trabajadores operamos las maquinas, las reparamos, las construimos y somos la razón por la que las empresas funcionan y sin embargo somos los primeros en sufrir los efectos de la crisis. Somos los primeros en ser despedidos si la empresa no logra las metas; además, es nuestra sangre la que se derrama para lograr que sea rentable.

Laboré mucho tiempo en la empresa Gerdau Corsa/Aceros, en Ticomán, dedicada a la construcción de perfiles estructurales de acero para herrería y varilla viga; allí vi algunas cosas que ahora me gustaría compartir contigo.

Vi cómo el dinero de la empresa se esfumaba por malas decisiones directivas, costando a muchos de mis colegas el empleo. Vi compañeros ser despedidos por no ayudar con la chamba en su día descanso o por irse a su hora.

También vi cómo la reducción de costos afectó el desempeño de muchos colegas al reducirse la capacitación y aumentar las responsabilidades. Uno de ellos perdió el brazo al tratar de ayudar a otro colega en una posición que desconocía, porque claro, tenían que cumplir la meta del turno.

Esto último ocurrió en la planta llamada La Presa y no es el único accidente por esta razón; también han ocurrido incendios en la planta de Tultitlán. Me tocó presenciar cómo se encubrió una fuga de acero fundido para no afectar la reputación de la empresa.

Estos son solo algunos casos que vi de cómo una empresa siempre pone las ganancias por encima de la integridad de los trabajadores. Me gustaría decir que es la única, pero desgraciadamente no es así. He visto lo mismo en otros trabajos y estoy seguro que a ti también te han contado situaciones parecidas o más graves incluso.

Por eso yo decidí hacer algo, porque ya no quiero más abusos, no quiero más horas extra sin paga. No voy a esperar a tener un accidente para darme cuenta de que podía hacer algo. Espero que este pequeño articulo te anime a cambiar lo que ocurre; yo decidí unirme al Partido Comunista de México (PCM) porque ya no puedo permitir que mis compañeros soporten abusos y atropellos sólo por llevar el pan a casa.

Share This