Matamoros, a un año de las huelgas

Ene 17, 2020 | Política

Este mes se cumple un año desde que más de 60 mil trabajadores de la industria maquiladora de Matamoros, Tamaulipas, se fueron a huelga. A pesar de la presión de los empresarios, de esquiroles, de la omisión gubernamental, de golpeadores, la mayoría de los obreros resistió y un año después, no sólo no desaparecieron los empleos, sino que, el incremento salarial en la ciudad se ha mantenido y multiplicado, comparado con el promedio nacional.

En enero del año pasado Matamoros se convirtió en el epicentro de uno de los movimientos de trabajadores más importantes de los últimos años -protagonizado por miles de trabajadores de la industria maquiladora-, esta ciudad maquiladora de la frontera norte tuvo un incremento salarial promedio de 16.4%, mientras que para los que ganan el salario mínimo el promedio fue de 94.2%, ambos porcentajes son los más elevados del país.

El movimiento 20/32, nombrado así porque la exigencia de los trabajadores era s un aumento salarial del 20 por ciento y un bono anual de 32,000 pesos, evidenció los bajos salarios y la precariedad que se vive en México.

Diversos organismos empresariales advirtieron que de no resolverse estaban en peligro miles de empleos, en realidad su preocupación era ver mermadas sus ganancias y aún más, que hubiera un contagio en otras ciudades de la frontera.

El aumento del salario mínimo tuvo un impacto importante en los salarios de muchos trabajadores formales en Matamoros, pero es necesario precisar que para que este incremento se materializara los trabajadores tuvieron que movilizarse y exigir que se hiciera efectivo, porque a pesar de que el aumento tendría que realizarse en todas las ciudades de la frontera norte, eso no sucedió.

Matamoros tiene en promedio los salarios más bajos de entre las ciudades de la frontera norte, en donde la mayoría de los empleos ofrecen salarios de menos de 9 mil pesos mensuales.

El conflicto comenzó el 12 de enero de 2019, miles de obreros de más de 50 empresas se fueron a paro para exigir el pago del aumento del 100% del salario mínimo decretado por el Gobierno Federal en diciembre del 2018. Fue entonces cuando empresas y organismos empresariales regionales y nacionales comenzaron una campaña de intimidación y desacreditación para el movimiento.

Los empresarios y las autoridades de la ciudad denunciaban que el movimiento golpeaba la “paz laboral”, sin embargo, esa paz que presumieron las dos administraciones anteriores, encabezadas por Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, se logró a costa de la precarización del mercado laboral, y que provocó una merma en salarios y en prestaciones, que sólo benefició a las empresas.

México es el país con los salarios más bajos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) pues el promedio salarial de nuestro país se ubica en 4.6 dólares diarios, mientras que el promedio en la OCDE es de 16.8 dólares; es decir, nuestro país se encuentra 12.2 dólares por abajo, donde los costos de producción en México son de los más bajos del mundo, en algunos sectores son aún más bajos que en China.

Share This